martes, 23 de diciembre de 2014

Review: Overkill - White Devil Armory

Desde el aplastante Ironbound (2010), los thrashers estadounidenses (de Nueva Jersey) OVERKILL vienen sacando trabajos absolutamente demoledores, este “White Devil Armory” no es sino otra confirmación de que la banda liderada con guante de hierro por el bajista D.D. Verni y el vocalista Bobby “Blitz” Elsworth, siguen teniendo una capacidad compositiva y están en una forma física más propia de una banda joven que la de unos señores que llevan en esto más de tres décadas.

Grabado por Jon Ciorciari (precisamente el mismo que ha grabado los 3 últimos trabajos de la formación), y mezclado y masterizado por Greg Reeley (que ya lo hiciera en su anterior trabajo, “Electric Rattlesnake”), la banda sigue sonando absolutamente asesina.

Prueba de ella es la primera hostia que te calzan con “Armorist”, tras la introducción “XDM”, un tema plagado de mala leche, donde las guitarras de Derek “The Skull” Tailer y Dave Linsk escupen riffs a velocidad endiablada, el bajo de D. D. Verni forma una muralla junto a la brutal batería de Ron Lipnicki y Bobby… Bobby hace lo que mejor sabe hacer, desgañitarse como el salvaje que siempre ha sido, imprimiéndole a las canciones ese punto de macarrismo que siempre ha caracterizado a la banda.  “Down To The Bone” con su adictivo estribillo con esos coros marca de la casa, quizá un poco más pesado que el anterior corte pero igualmente matador. Con “Pig” continuarán demoliendo cervicales a base de un riff simple pero efectivo, y donde nuevamente la base rítmica pasa por encima de ti como una apisonadora. El final del tema es absolutamente brutal, con la banda haciendo coros por encima de Bobby, uno de los temas claramente construidos para el directo. Con “Bitter Pill” el ritmo baja, nuevamente es la base rítmica la principal protagonista del tema, pues Verni y Lipnicki cargan a sus espaldas el peso del corte.  El protagonismo para las guitarras llega con el solo, cargado de intensidad y uno de los más notables del plástico.


Hemos cruzado el ecuador de la grabación y “Where There’s Smoke” nos recibe con un riff que nos despedaza antes de que la batería nos arrolle literalmente. “Freedom Rings” comienza con una intro de bajo a la que poco a poco se le van uniendo las guitarras cogiendo poco a poco más intensidad el tema hasta convertirse en otro “maltratacuellos”. El estribillo, ideal para cantar en directo puño en alto. Más pesada es “Another Day To Die”, con una base lenta, machacona, donde el bajo de D.D. Verni vuelve a tomar todo el protagonismo.

Entramos de frente en la recta final del plástico con “King Of The Rat Bastards”, otro trallazo cargado de doble bombo y la rabia inherente a la voz de Bobby. “It’s All Yours”, pone el toque macarra al disco, con un riff jodidamente adictivo, es uno de esos temas que a las primeras escuchas parece simplón pero que gana con varias audiciones, las guitarras son posiblemente las mejores de todo el plástico. El último corte del disco es “In The Name”, otra salvajada con la que dan el cierre a la grabación.

Los de Nueva Jersey vuelven a dar un puñetazo en la mesa dejando claro que por ellos no pasa el tiempo, Thrash Metal con denominación de origen de la más alta escuela. Absolutamente demoledor.


Nota: 9
Jose Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario