viernes, 16 de agosto de 2013

Review: White Wizzard - The Devil's Cut (2013)

Tras el soporífero “Flying Tigers” de 2011, estaba claro que White Wizzard necesitaba ponerse las pilas bien si quería sacar un disco que fuese capaz de competir con las bandas de Heavy Metal que han salido tanto a su par como después y parece que por lo menos, si no se han acercado al EP “High Speed GTO” (que para servidor es lo mejor que ha grabado la banda) si que andan cerca de la energía y las ganas desplegadas en “Over The Top”, su primer larga duración, que salió en 2010.

La banda liderada por el bajista Jon Leon parece que por fin se va asentando y llevan desde el año pasado sin cambios en la formación, lo cual le ha dado tiempo a componer un trabajo que se deja escuchar y que nos devuelve a una banda que dábamos por perdida. Otra de las semejanzas con su primer trabajo es que de nuevo la portada es obra del joven artista Cameron Davis.


Pero vamos a centrarnos en la parte musical del asunto, el disco se abre con la intro instrumental “Forging The Steel”, guitarras galopantes, solos doblados... el teletransporte mental a la mítica “Transylvania” de Iron Maiden es casi instantáneo, este tema engancha directamente con el segundo corte “Strike The Iron”, un corte rápido, con la batería de Giovanni Durst atronando y el primo del llorado Ronnie James Dio, el vocalista Joseph Michael mostrando hasta donde puede llegar su prodigioso registro vocal.

Tras este potente comienzo, la melódica “Kings Of The Highway”, con esa melodía vocal que la convierten en uno de los temas más pegadizos de todo el plástico. Enorme el trabajo de Jake Dreyer y Will Warner a las guitarras en este tema. Como también lo es en “Lightning In My Hands”, otro tema de la onda más agresiva de la banda. Nuevamente tras la tempestad llega la calma y es el turno de la balada “Steal Your Mind” donde nuevamente Joseph Michael deja gala de su vozarrón y la cantidad de registros que posee, la parte final de la canción se convierte en un tema de Heavy Metal que a mi me recuerda a la parte final de “Heaven And Hell” de Black Sabbath. Nuevamente la batería de Durst vuelve a tomar el protagonismo en los primeros compases de “The Devil's Cut”, tema que da nombre al disco, y descubrimos una manera de cantar distinta del vocalista, mucho más teatral, casi como recitando.

El tramo final lo encaramos con “Torpedo Of Thruth”, un tema con mucho regusto a la New Wave Of British Heavy Metal (o más bien a esos grupos que mezclan la new wave más melódica y le añaden velocidad) y que cuenta con el que para mi sea posiblemente el mejor estribillo de todo el disco. Tras el, otra sorpresa “Storm Chaser”, una melodía que me recuerda mucho a ese Heavy Metal optimista que me enganchó en el EP “High Speed GTO”, pegadizo, alegre y que te deja un rollito muy bueno en el cuerpo. Y para finalizar “The Sun Also Rises”, más de nueve minutos de un tema que empieza como balada y que deriva en un medio tiempo contundente que va ganando en intensidad hasta el final.

Vuelta a los ruedos de la que es para mi una de las “eternas promesas” de las nuevas bandas de Heavy Metal estadounidense. Por lo pronto me han hecho volver interesarme en ellos.

Nota: 7


Jose Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario