miércoles, 7 de agosto de 2013

Review: Dark Moor - Ars Musica (2013)

Cuando una banda llega a esa fórmula que aúna éxito y sonido propio, cada disco que edita es un paso más en esa dirección marcada, pues esto es lo que le viene sucediendo a Dark Moor aproximadamente desde “Tarot” (2007), un sonido cien por cien personal, grandes músicos, grandes composiciones, orquestaciones asombrosas y una de las voces más características del panorama estatal, lo curioso es que fuera de nuestras fronteras es donde más triunfa su complicada propuesta, aunque sobre todo desde su último lanzamiento en adelante parece que la masa de sus seguidores va creciendo algo más.

Este “Ars Musica” se grabó, como viene siendo costumbre en los New Sin Studios, en la ciudad italiana de Loria, cerca de Venecia, propiedad del productor Luigi Stefanini, quien aparte de grabar, mezclar y masterizar el disco ha compartido las tareas de producción con el guitarrista y fundador de la banda Enrik García. La portada ha corrido a cargo de la artista brasileña Nathalia Suellen, quien ha trabajado anteriormente con sus paisanos Alpine Fault o los suecos Disdained.


Hablando de lo meramente musical, casi cincuenta y dos minutos de música que comienzan con la intro “Ars Music” y que dan paso a “First Lance Of Spain”, donde vemos que la banda no cambia ni un ápice su propuesta, power metal de corte europeo, con grandes arreglos sinfónicos y Alfred Romero que canta mejor en cada disco. “This Is My Way” nos presenta un medio tiempo, donde un piano tocado por Luigi Stefanini acompaña a Alfred Romero en los primeros compases de la pieza, un tema más tranquilito que sirve como puente al primer single del disco “The Road Again”, tema del que la banda grabase un videoclip y donde destacan los coros de Berenice Musa, la soprano que colabora habitualmente en los discos de la banda y que podemos encontrar a lo largo de todo el plástico pero que en este tema cobran más protagonismo. Tras este “Togheter As Ever” otro tema algo más tranquilo, con un gran estribillo.”The City Of Peace” me pasa algo más desapercibido, aunque el solo de guitarra de Enrik García es digno de remarcar junto al trabajo de Mario García Gómez al bajo. Momento para la balada (baladón) del disco, “Gara And Jonay”, calma que prece a la tempestad que es “Living In A Nightmare”, donde Robertol Cappa le arrea a su batería de lo lindo y el doble bombo marca casi todo el ritmo en el tema.

El tramo final del disco comienza con un tema en castellano (parece que tras la adaptación de “La Canción Del Pirata” la banda se vio cómoda cantando en la lengua de Cervantes) y es que “El Último Rey” habla de la historia de Boabdil “El Chico”, último rey de Granada y los arreglos están orientados a trasladarnos a los jardines de la Alhambra, sin duda uno de los lugares más mágicos de la península Ibérica. Algo más flojita (dentro de lo flojito que puede llegar a ser un disco de este calibre) es “Sant James Way”, con un tono en las orquestaciones bastante épico. Y para rematar una adaptación a guitarra eléctrica de “Asturias” del maestro Isaac Albéniz, que aquí se ha bautizado como “Spanish Suite”y como bonus track las versiones en acústico de “The Road Again” y orquestal de “Living In A Nightmare”, que cierra el trabajo.

Lo han vuelto a hacer, han vuelto a sacar un disco enorme, manteniendo el nivel de los últimos trabajos y siguen sonando frescos.

Nota: 8,5

Jose Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario