jueves, 22 de agosto de 2013

Review: Orchid - Mouth Of Madness (2013)

Los tejanos ORCHID siguen con su particular viaje al Birmingham de los años setenta y nos traen otro compendio de temas con esa esencia tan puramente Black Sabbath. Más allá de debates sobre si son revival o que aporten más o menos al panorama actual, lo que está claro es que la banda tiene muy claras cuales son sus raíces y las va a explotar al máximo.


El disco, que salió a finales de Abril a través de Nuclear Blast Records, nos ofrece nueve cortes en los que la banda liderada por el vocalista Theo Mindell nos vuelve a transportar con esas guitarras pesadas y crujientes con las que abre “Mouth Of Madness”, una intro de cañones, metralletas y sirenas antiaéreas nos presentan la antibelicista “Marching Dogs Of War” donde el trabajo tras los parches de Carter Kennedy es asombroso.

Obviamente y como la banda “madre” del sonido de Orchid, el bajo tiene un protagonismo superlativo y es en la intro de “Silent One” el mejor ejemplo para ver el trabajo de Keith Nickel, el tema más largo del plástico y con una cadencia lenta, pesada, densa de la que es imposible deshacerse. La parte del solo es absolutamente brutal, enorme el trabajo a las seis cuerdas de Mark Thomas Baker. “Nomad” nos muestra la versión más psicodélica de la banda, un auténtico viaje de ácido. “Mountains Of Steel” es otro de esos temas pesados, gordos, a medio camino entre el blues y el Doom Metal, adornados por el teclado de Will Storkson (quien se ha encargado junto a Theo Mindell de la grabación y mezcla del disco, dejando la masterización para Richard Whittacker, que ya trabajara con ellos en el EP del pasado año “Heretic”).


La menos densa “Leaving It All Behind” da paso a otro de los temas más pesados de todo el plástico, “Loving The Hand Of God”, donde nuevamente el bajo y la voz son los que marcan la línea a seguir, de nuevo un cambio de ritmo casi “jazzy”a la hora del solo que dotan al tema de una dinámica genial. Pero estaba claro que había que hacer algún guiño serio a algún clásico y esta vez es el turno de “Wizzard Of War” que recuerda muchísimo a “Sympthon Of The Universe” (y que como dice un buen amigo, demuestra tanto la obsesión que siente la banda por Ozzy que hasta en el estribillo parece decir “Blizzard Of Ozz” jaja). Pese a todo es uno de los mejores temas del disco y no podrás parar de sacudir tu cabeza al ritmo que marca la batería mientras suene, como tampoco lo podrás hacer ya hasta que pare la música, puesto que el último tema “See You On The Other Side” es otro en el que la banda se muestra potente y adictiva.


Orchid se confirman como los herederos de Black Sabbath, cada vez dejando más claro que no son una banda copia, si no que tienen una personalidad capaz de coger el sonido primigenio del Heavy Metal y adaptarlo al día de hoy.



Nota: 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario