martes, 11 de diciembre de 2012

Crónica: Siberia, Ciclón, Iron Curtain y RAM


El pasado 30 de Noviembre, y de la mano del club murciano Heavy Metal Club Espectros, pudimos asistir a una descarga de Heavy Metal, tres bandas del underground patrio y los que para un servidor deben ser los líderes de la escena Heavy Metal actual, los suecos RAM. 

 
Tras la previa ronda de saludos a compañeros de Alicante, Valencia, Madrid, Almería o diversos rincones de la región de Murcia, entrábamos en la sala para el comienzo del concierto de los locales Siberia, esta banda murciana, con dos demos a sus espaldas, mezclan influencias urbanas como Leize con una potente base de Speed Metal (acojonante el trabajo de la sección rítmica de la banda, vaya unos salvajes). Una banda a tener en cuenta en un futuro muy próximo. Con un sonido bastante decente desde el primer tema, la banda fue desgranando los temas de sus dos trabajos "Muerte O Gloria" y "Soldados Del Asfalto" para cerrar con una versión de "The Man Of The Silver Mountain" de los archiconocidos Rainbow, de la que salieron bien parados.


 Tras un breve parón llegaba el momento de los madrileños Ciclón, el que desde mi memoria ha sido uno de los mejores conciertos que he visto de la banda, que conforme avanza el tiempo suenan cada vez mejor, más compactos y asentados. Presentando su recién salido nuevo trabajo “Sol Naciente” nos regalaron un concierto en el que repasaron además algún tema de sus anteriores demos, como “Perdidos En El Tiempo” con el que abrieron el concierto, fueron alternando temas ya conocidos de la banda con los tres nuevos temas ("Palabras De Acero", "Sol Naciente" y "Rock & Roll) que nunca habían sido grabados y en la recta final, una versión del mítico “Alíate” de los madrileños Sobredosis a la que siguieron “Matar Por Matar” y “Caballeros Del Rock”. Paso al frente de la formación madrileña que cada vez congregan más público delante de los escenarios.


 La tercera banda en discordia eran los también murcianos Iron Curtain, que llevan un tiempo presentando su LP “Road To Hell” del que ya estuvimos hablando por aquí, en mi primera intervención esta temporada, si no me falla la memoria. Con un público totalmente entregado, la banda dio el mejor concierto que yo les he visto desde que los vi por primera vez hace ya más de tres años, desde “Hounds Of Hell” que fue el tema con el que abrieron, la complicidad con su público fue in crescendo, llegando a un punto en “Southbangers” donde hubo un amago de invasión de escenario. Para el bis, de forma practicamente improvisada, rescataron “Brigadas Satánicas” , que a estas alturas casi se puede considerar un himno de la banda, y donde si que hubo una invasión en toda regla.
 

Y por fin, el plato fuerte de la noche, cabe decir para empezar, que lo mio con RAM es pura devoción, llevo practicamente desde que en 2009 su “Lightbringer” me atravesase, afirmando que sean posiblemente la mejor banda de la nueva ola del Heavy Metal Tradicional, en Febrero por circunstancias no pude verlos, así que yo llegaba a este concierto con unas expectativas altísimas creadas  (y sabiendo que precisamente por estas expectativas podría salir defraudado). Pues bien, nada más lejos de la realidad, si antes lo pensaba, ahora lo afirmo, los suecos tienen absolutamente todo a su favor para liderar la escena actual. 


Arrancaron con dos de los tres singles  de “Death” su último trabajo, “Defiant” y “Flame Of The Tyrants”, que engancharon con “Awakening The Chimaera” e “In Victory”, del increible “Lightbringer”. En la parte central del concierto siguieron cayendo temas de su último trabajo como “Release Me” y “I Am The End” junto a temas más antiguos, como “Forced Entry” que daba nombre a su álbum debut.
 
En la parte final del concierto, “Machine Invaders” e “Infuriator” antes de los bises, para volver con un espectacular “Under The Scythe”, que se ha convertido por derecho propio en un clásico de la banda y “Sudden Impact” con la que cerraron el show. Un directo cargado de entrega, de energía, donde la banda desde el primer segundo de concierto hasta el último derrochó aptitud y actitud.  

Para terminar, aplaudir la iniciativa del Heavy Metal Club Espectros, por poner al alcance de la mano del que quisiera a cuatro bandas que deberían dar mucho más que hablar de lo que dan, a un coste nulo y con una calidad de producción (tanto en sonido, como organización) que ya quisieran muchos promotores profesionales. 

Jose Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario