jueves, 3 de julio de 2014

Review: Gamma Ray - Empire Of The Undead

Decía Kai Hansen que como su vertiente más melódica ya la había explotado bastante ultimamente en las composiciones del primer trabajo de Unisonic, el nuevo trabajo de GAMMA RAY sería bastante potente, con dosis del sonido más tradicional de la banda y lo cierto es que mentir no mintió, aunque las composiciones no llegan al nivel de diez de su mejor época, la cosa es que no puedes negar al escuchar este “Empire Of The Undead” que es un disco 100% de los alemanes.


El disco ha sido producido por el propio Hansen junto al bajista de la banda, Dirk Schlächter, y la portada es obra de Antje Schröder, siendo este su primer trabajo para la banda.


Pero hablemos de música, el disco se abre con la grandilocuente “Avalon”, un tema de casi diez minutos, con melodías y coros de tinte épico, que poco a poco va ganando intensidad. Como de costumbre el trabajo a los solos de Henjo Richter, es absolutamente impecable. Tras ella, “Hellbent”, tema que presentó el disco (aunque ya conociamos por el maxi del año pasado tanto “Master Of Confussion” como “Empire Of The Undead”, pero ya llegaremos a ellas), y que nos presenta un tema con doble bombo a pistón, donde la base rítmica formada por Dirk Schlächter al bajo y Michael Ehré tras los pareches se convierten en los protagonistas, con unos coros juguetones y un estribillo que en directo dará juego seguro. Al adolescente de los noventa que llevamos los de mi edad dentro le cuesta no salira flote con temas así.



Más heavy suena “Pale Rider”, un tema que pasa sin pena ni gloria. En una tónica muy parecida se encuentra “Born To Fly”, aunque el estribillo de esta si que nos hace pensar en tiempos mejores, y es que un estribillo que comienza con la frase “Fly high like an eagle” no puede ser más evocador (tampoco más típico, pero no seré yo el que acuse a Hansen de repetitivo, porque me encanta que se repita, de hecho la caga cuando no lo hace).


Como decía hace un par de párrafos, previo a este lanzamiento, el pasado año la banda editó un maxi con los temas que presiden el tramo central del LP, uno de ellos es “Master Of Confussion”, tema que daba nombre al maxi y que es otro tema marca de la casa, con un Hansen que comienza cantando en tonos bajos y que luego sube mientras las guitarras marcan unas melodías que evocan a las mejores composiciones del guitarrista teutón (hay trozos que personalmente me recuerdan al celebérrimo “I Want Out”). Tras el llegamos a la que para mi es la gran joya, ya no de este disco, si no que me parece de los mejores temas escritos por Kai Hansen en... veinte años quizás. “Empire Of The Undead”, tema que da nombre a la grabación y que nos devuelve al alemán a cuando Helloween hacía Speed Metal, antes de dulcificarse a terrenos más melódicos con la entrada en la formación de Michael Kiske, un tema que encaja a la perfección con temas incluidos en “Walls Of Jericho”, de la banda de la calabaza. Absolutamente demoledor y que para mi es sin duda una de las canciones de este 2014.


“Time To Deliverance” es una balada, que pasaría bastante desapercibida, si no fuera porque al avanzar nos trae unos coros que parecen sacados de los Queen de los años setenta, que hacen que se te erice el vello. “Demonseed” es otro de los temas discretos, que aportan poco o nada al desarrollo del plástico. “Seven” nos devuelve a la banda a ese terreno de melodías optimistas que siempre se le dio tan bien y que en los últimos trabajos parecían haber olvidado. Cierra el disco “I Will Return”, un tema que se acerca más a lo que venían haciendo en los últimos lanzamientos, y que personalmente no me entra demasiado.


Disco más que correcto de los alemanes, donde parece que por lo menos, Hansen ha recuperado algo de la magia que tenía a la hora de componer.



Nota: 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario