lunes, 7 de julio de 2014

Review: Demon Eye - Leave The Light (2014)

Fundados en Raleigh, Carolina Del Norte, en 2012 los doomies estadounidenses DEMON EYE lanzaron el pasado 24 de Enero su álbum debut, “Leave The Light” a través de Soulseller Records. La banda, que el año pasado había lanzado su EP “Shades Of Black”, navega en un proto heavy metal que en ningún momento se llega a hacer pesado.


Como en su anterior trabajo, la grabación ha corrido a cargo de Alex Maiolo, que ha compartido labores de masterización y mezcla con Pete Weiss. La portada del disco es nuevamente obra de John Hitselberger.


Y como parece que a la banda le gusta eso de repetir, es “Hecate”, tema que ya abría su EP, el encargado de romper el hielo en este “Leave The Light”, tema en el que ya apreciamos las influencias de la banda, sonando entre Black Sabbath y Deep Purple (de quien han tomado una canción para nombrar a la formación). Tras ella, otra vieja conocida “Shades Of Black”, con ese riff que destila esencia blackmoriana en cada nota. Más heavy, pero sin perder ese sonido tan primitivo suena “Secret Sect”, con ese aura densa y oscura, pero más rápida. “Adversary” tiene hasta unos falsetes en el estribillo que pueden recordar a los que hacía Ian Gillan en los setenta, asombra también el trabajo a las guitarras tanto de Erik Sugg (guitarra y voz) como de Larry Burlison (guitarra solista).


El tramo central de la grabación nos presenta a la más calmada “Edge Of A Knife”, tema que va ganando en intensidad conforme va avanzando su metraje. “Witch's Blood” acelera un poco más el tempo de la grabación y destaca el trabajo del bajista Paul Walz y el batería Bill Eagen. Tras ella la sabbathiana “Fires Of Alabam”, riff denso, línea de voz acompañando al riff, tempo lento y marcado... “Devil Knows The Truth” continúa en esa línea, quizá algo más rápido, pero también muy sabbathero, lo más destacable sin duda, esas guitarras con las melodías dobladas.


Llegando casi al final del LP encontramos la tranquila, casi balada, “The Banishing”, “From Beyond” nos trae uno de los temas más duros de toda la grabación. El disco termina con “Silent One”, tema que se abre con la batería de Bill Eagen marcando el compás para que el resto de instrumentos le acompañen.


Buen debut de esta formación, que seguramente gustará a los fans de la vertiente más primigenia del Heavy Metal setentero.



Nota: 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario