lunes, 14 de enero de 2013

Clásicos: Dio - Holy Diver (1983)

Hagamos memoria...

Es 1983, el año en el que aparece un nuevo soporte digital llamado Compact Disc, en los Estados Unidos se estrena la serie “El Equipo A” y la película “El Retorno Del Jedi”, el año del 12 a 1 de la selección española contra la selección de Malta o el fallecimiento de Jesús de la Rosa, de la banda de rock andaluz Triana.

En cuanto a Heavy Metal, en 1983 aparecían discos de la talla de unos también debutantes Metallica y su Kill ‘Em All, Balls To The Wall de Accept, Bark At The Moon de Ozzy Osbourne, y dentro de nuestras fronteras Barón Rojo ya totalmente consagrados con su Metalmorfosis y Barricada con su “Noche De Rock & Roll”.

 

El álbum...

Tras su paso por Elf, Rainbow y Black Sabbath el cantante Ronnie James Dio debutaba con su banda en solitario “DIO”. Acompañandose por el también ex - Black Sabbath Vinnie Apice a la batería, su ex - compañero en Rainbow Jimmy Bain al bajo y el joven y desconocido por aquel entonces guitarrista londinense Vivian Campbell (que provenía de Sweet Savage), editan este “Holy Diver”.

El disco fue grabado en los estudios Sound City en Los Angeles con producción del propio Ronnie James Dio, y fue masterizado en Sterling Sound, Nueva York, por George Marino.


La polémica portada, obra del artista Randy Barrett, mostraba a un diablo azotando con una cadena a un sacerdote católico, mientras que con la mano que no sujetaba el látigo hacía el característico signo de la “mano cornuta”, lo cual a los sectores más conservadores de los Estados Unidos no le sentó nada bien.

En lo meramente musical, el disco se abría con el cañonazo “Stand Up And Shout”, un tema directo, con un riff brutal y que precedía a “Holy Diver”, épico tema que nombraba al disco y que ha sido versionado hasta la saciedad por infinidad de grupos. Los más melódicos “Caught In The Middle” o “Don’t Talk To Strangers”, el celebérrimo “Rainbow In The Dark”, a la larga uno de los temas más radiados de la historia del Heavy Metal o “Shame On The Night” con el que se cerraba el plástico.


Uno de los debuts más gloriosos de la historia del Heavy Metal, donde el fallecido cantante y su banda facturaron un disco de auténtico culto para cualquier amante del género y que no debe faltar en ninguna discoteca.

Jose Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario