lunes, 2 de septiembre de 2013

Review: Satan - Life Sentence (2013)

El regreso de SATAN a los escenarios fue una de las sorpresas más agradables hace un par de años, cuando regresaban con la formación del mítico “Court In The Act” de 1983, uno de los discos insignia de la New Wave Of British Heavy Metal. Dos años después, esa formación ha sacado este “Life Sentence” y se ven las similitudes desde la portada, obra esta vez de Eliran Kantor y donde se ve que aprovechan la idea del juez de la portada del primer álbum.


Con producción, mezcla y masterización del italiano Darío Mollo, el disco cuenta con un sonido claro y potente, que ya se vé desde el primer segundo del imposible riff de “Time To Die” y donde la banda vuelve a mostrar un nivel que no parece que entre “Court In The Act” y este “Life Sentence” medien tres décadas. Tras ella la adictiva “Twenty Twenty Five”, donde el amigo Brian Ross muestra su garganta en todo su esplendor, alucinante comprobar como este señor conserva sus cuerdas vocales o como Russ Tippin y Steve Ramsey doblan las melodías de sus guitarras, ¡NWOBHM en estado puro!. Más melodías digna de la mejor época del movimiento podemos encontrar en “Cenotaph”, donde nuevamente las guitarras trasladan al oyente a 1983 pero con una producción de 2013.



En la parte central del disco, nos damos de bruces con “Siege Mentality” un auténtico bombazo, posiblemente los riffs más afilados de todas las composiciones se las hayan dejado para este tema, sumado a un estribillo que promete ser efectivo al cien por cien en directo nos dan como resultado un nuevo clásico en la historia de la banda. Tras ella, manteniendo el nivel muy alto, los efluvios orientales de “Incantations” que nos transportan al Egipto faraónico. “Testimony” es otro pelotazo que va a toda pastilla, casi rozando el Speed Metal, me atrevería a decir.


Algo más calmado es la melódica “Tears Of Blood” con el que ya entramos en el tramo final de la grabación, al que le siguen la potente “Life Sentence” con esas guitarras galopantes y ese endiablado ritm, “Personal Demons” y el colofón con “Another Universe”, tema que comienza en clave de medio tiempo, con las guitarras limpias y muy lento y que al minuto y medio se convierte en otro trallazo, con un tempo calmado pero intenso como el solo.


Casi tres cuartos de hora de música nueva, que nos muestra a una banda totalmente en forma y que dan lugar a uno de los mejores discos de este 2013.



Nota: 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario