lunes, 23 de septiembre de 2013

Review: Crying Steel - Time Stands Steel (2013)

Desde 1982 vienen peleando por el Heavy Metal los italianos Crying Steel, la banda, que en la década de los ochenta lanzó varias demos y un disco (“On The Prowl”) se separó en 1990 para volver a por sus fueros hace diez años y tras “The Steel Is Back!” de 2007 nos vuelven a traer otro puñado de canciones bajo el nombre de “Time Stand Steel”.


Doce temas a lo largo de algo más de cincuenta y tres minutos, con un estilo cabalgando entre el Heavy Metal y el Power, donde el sonido de las guitarras suena poderoso y actual como en “Defender”, tema abre el CD o unos estribillos que te harán pensar en Accept como “Shut Down”, ideales para corear. En “Looking @” brilla con luz propia la voz del vocalista Stefano Pamonari, que entró a la banda este año y que a veces puede recodar por su tono alto y limpio a Michael Kiske. “Rockin' Train” es un tema que anda en esa línea entre Heavy y Power, con una base seca y potente y uno de mis riffs favoritos de todo el plástico, enorme trabajo a las seis cuerdas tanto de Franco Nipoti como de Massimiliano Magagni, los hachas de la banda. Algo más calmado en tempo, incluso tirando al Hard Rock es “Heavens Of Rock”.


Llegando al ecuador de la grabación nos encontramos con el tema que da nombre a la banda, “Crying Steel” un tema muy power (en la acepción más europea del término), con un estribillo donde toma especial protagonismo el batería Luca Ferri, otro de los miembros fundadores de la banda (junto a Nipoti y el bajista Angelo Franchini). Más calmado es “Metal Way” un tema que pasa bastante desapercibido, en un disco de grandes estribillos, este tema sea posiblemente el que menos gancho tiene. “Starline” nos vuelve a mostrar la faceta más “happy” de la banda, tempo rápido, melodías vocales muy festivas, coros facilones... De un cariz muy similar es “Riding”, tema con el que ya nos adentramos en la recta final de la grabación. “No Sleep” arranca con un riff matador seguido de un agudazo de Pamonari que no falla en ningún tema, impecable su labor vocal., mientras que el doble bombo de Ferri marca el ritmo de forma implacable. “Black Eve” no aporta demasiado a estas alturas del disco y el punto y final se lo da “Beverly Kills” donde nuevamente nos enseñan otro estribillo bastante aceptable (aunque no llega al nivel de otros temas).


Un disco de buen Heavy / Power Metal, al que quizá le sobren un par de canciones, creo que unos diez minutos menos de disco lo hubiesen hecho más interesante.



Nota: 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario