sábado, 7 de septiembre de 2013

Review: Death Mechanism - Twenty First Century (2013)

Desde Italia nos llegaba el pasado 30 de Julio la tercera entrega de estos DEATH MECHANISM, quien a través del sello Scarlet Records lanzaban su “Twenty-First Century”, una auténtica bomba de relojería en clave de Thrash Metal con voces crudas y melodías y ritmos progresivos cuya mezcla me están volviendo loco a cada vuelta que le doy al trabajo.


El plástico se abre con la salvaje “Monitored Creation” donde se puede ver como mezclan ritmos progresivos que pueden recordar a Watchtower, con voces y riffs más cercanos al Thrash alemán. La verdad es que para ser un trío no suenan en ningún momento vacíos, ni flojos. Las guitarras de Pozza (bajista en Bulldozer, ex Children Of Technology) y su agresiva voz llevan casi todo el peso. “Earthly Mortality” es aún todavía más progresiva, acojonante también el trabajo tras la batería de Manu, batería también de Bulldozer y los black metaleros Sight. La banda levanta un poco el pie en “Human Limits” pa volver a dar cera gorda en “Evolutive Deviation”, con esa parte central más pesada donde la base rítmica vuelve a ser un auténtico muro sonoro acojonante. “Tipping In Front”, que es el tema más largo de la grabación (cinco minutos y medio aproximadamente) te hará sacudir el cuello como si te fuese la vida en ello.



Con “Obsolete Cults” se abre la segunda parte del trabajo, un tema muy Bay Area, contundente, sobrio y seco. Un enrevesado riff de bajo y batería (a destacar también el trabajo en la otra parte de la sección rítmica de Pedro, también bajista en Sight) da lugar a “Hidden Legacy”, un tema que empieza muy seco pero que según avanza se va cargando de matices. “Centuries Of Lies” es otro tema de esos con un inicio fuertemente arraigado en el sonido de San Francisco, con una base muy seria, pero que evoluciona hacia el Thrash alemán según va avanzando.


En la recta final nos encontramos con “Exotropy”, un soberano trallazo que da pie al cierre con “Collapse 2000 A.D.”, otro tema con un riff denso y una base rítmica que oscila de la brutalidad a las progresiones con una facilidad pasmosa, el interludio de bajo aproximadamente a la mitad del tema es genial.


Tremendo es el primer adjetivo que se me viene a la hora de describir el tercer disco de la formación italiana. Muy recomendado.



Nota: 7,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario