miércoles, 14 de mayo de 2014

Review: Shrapnel - The Virus Conspires (2014)

Desde Norwich, nos llega el álbum debut de los thrashers británicos SHRAPNEL, banda formada en 2009 y que tras dos EP's lanzan su primer larga duración de la mano del sello Candlelight Records.


Este “The Virus Conspires”, vió la luz el pasado 3 de Febrero y nos ofrece algo menos de tres cuartos de hora de puro Thrash Metal. El disco se abre con “Kingdom Come”, trallazo de menos de tres minutos donde la batería de Simon Jackson pasará por encima tuya como una apisonadora. Continúa la briza con “Titan”, tema muy agresivo en una onda muy Slayer. Atención al genial trabajo de guitarras de Chris Martin y Nathan Sadd, con un momento en la voz que me recuerda a Chuck Billy de Testament. “Braindead” es un tema que se identifica rápidamente con el sonido Bay Area y donde podemos destacar esos coros concebidos para el directo. Una intro de bajo nos mete de lleno en “22”, donde el bajista Shaun McElhinney se echa el tema a cuestas.


En el tramo central nos damos de bruces con “The Virus Conspires”, el tema que da nombre al CD, que también es el tema más largo de todo el CD, un tema que comienza machacón pero por el que se van sucediendo distintos cambios de ritmo, con un final en el que parece que la caja de la batería te está lanzando ráfagas de metralleta... Tras el, “The Wake”, otro tema que seguro en directo dará buenos resultados, con un solo espectacular (acojonante el trabajo a las guitarras en todo el disco). “Red Terror” nos trae de nuevo la versión más agresiva de la banda en otro tema con unos coros cojonudos, que a buen seguro te dejará sin aliento.


La recta final del disco comienza con “The Watchers”, tema donde incluso juegan con blast beats a final del tema, dándole un toque aún más extremo al rollo. “Pseudocommando”, otro de los temas “largos” del disco (entrecomillado, porque ambos temas apenas superan los cinco minutos), y que comienza con un arpegio oscuro que da paso a un tema muy Metallica de la época de “Ride The Lightning”, batería lenta pero marcada y riff seco en una primera parte, para romper a lo salvaje en la segunda mitad del tema. Como parece que con esa parte más seca habíamos tenido suficiente respiro “Poison The Mind” arranca como una exhalación y no nos da ni un segundo de respiro y así, casi sin aire, llegamos a “All That We Know”, y sus cuatro minutos de riffs violentos y doble bombo, donde ya nos dejaremos lo que nos quede-


Un álbum debut, donde sin descubrir nada nuevo, la banda demuestra que sabe muy bien lo que se hace y donde prácticamente no baja el pie del acelerador en ningún momento. Esto es Thrash Metal, si te gusta el estilo seguramente te guste y mucho este disco.



Nota: 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario