jueves, 3 de abril de 2014

Review: Persuader - The Fiction Maze (2014)

Desde Suecia nos llega el cuarto álbum de PERSUADER, “The Fiction Maze”, que veía la luz el pasado 17 de Enero a través de Inner Wound Records.


La primera comparación que se viene a la mente es Blind Guardian con un sonido de guitarra más pesadas y es que la voz de Hansi Kursch (vocalista de los alemanes) y la de Jens Carlsson son tremendamente similares.


Con portada del cada vez más reconocido artista colombiano Felipe Machado y producción de Ronnie Björnström, el disco nos ofrece algo más de cincuenta minutos en los que la banda despliega su podereso Power Metal de corte europeo. Riffs de guitarra afilados, melodías en los solos, mucho doble bombo y una voz con mucha garra, hacen de este disco uno de esos pocos discos que a día de hoy consiguen engancharme de este estilo.



“One Lifetime” y “War” dan el primer puñetazo en la cara, dos trallazos en los que tu, seguramente ya maltrecho, pescuezo va a ser maltratado una vez más. “The Fiction Maze” es el tema que bautiza al plástico, tema donde Carlsson añade a su repertorio una serie de guturales que personalmente, no son de mi agrado.


“Deep In The Dark” es el primer tema donde la banda parece levantar el pie, un tema con una base bastante pesada, pero más pausada que la tónica que marcaban los tres primeros temas. A destacar el tremendo trabajo a las guitarras de Daniel Sundbom y Emil Norberg. Tras el descanso, el aporrear constante de la batería de Efraim Juntunen nos introduce en “InSect”, tema en el que cuentan con la única colaboración del disco, la guitarra de Nils Norberg (ex – Nocturnal Rites) y donde vuelven a usar (y para mi gusto a abusar) guturales.


Aires orientales nos trae “Son Of Sodom”, un tema donde la influencia de Blind Guardian es absolutamente innegable, con esos coros hechos para el directo. Potente comienza “Sent To The Grave”, donde destacamos los cambios de ritmo protagonizados por la base rítmica, compuesta por Fredrik Hemström al bajo y el ya mencionado anteriormente Efraim Juntunen tras los parches. “Heathen” nos vuelve a mostrar la cara más relajada de la banda (que no es otra cosa que temas más melódicos, pero no es que carezcan de fuerza, precisamente).


En la recta final del plástico, nos encontramos con la instrumental “Dagon Rising” al que sigue “Words Collide”, tema donde las teclas cobran un protagonismo y un peso que hasta ahora había sido casi testimonial. El último tema. “Falling Faster”, con un sorprendente comienzo muy black metal (blast beats incluidos), luego deriva en un potentísimo corte, donde vuelve a brillar por encima de todos el batería.


En ocasiones, demasiado moderno para mi gusto, pero en líneas generales un disco bastante atractivo.



Nota: 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario