martes, 22 de abril de 2014

Review: Mean Machine - Livin' Outlaw (2014)

La primera vez que pude ver una descarga en directo pensé, si el día que graben un disco consiguen recoger esta energía esta banda va a dar que hablar... Poco más de tres años después lo he podido comprobar, los barceloneses MEAN MACHINE son una de las promesas más potentes del rock duro estatal y este “Livin' Outlaw” tiene que dar muchísimo que hablar, y si no, al tiempo.


El disco ha sido grabado en los estudios Moontower (Iron Curtain, Crisix, Korgül The Exterminator...) de la mano de Javi Félez, quien también se ha encargado de la mezcla. Estilísticamente, la banda sigue fiel a su sonido primigenio y navega entre las influencias de Motörhead, AC/DC y unos primeros Metallica.


Al poner el disco lo primero que oyes es sonido de encendido de amplis, nota al aire y … “We Want Violence” rompe el hielo (y si te descuidas tus cervicales) con esa mezcla entre rock and roll tradicional subido de revoluciones. Tema ideal para usar como carta de presentación, del que además la banda ha hecho un videoclip. Si cuando acaba el tema no has cantado ni una vez el estribillo tomate el pulso, porque no puedes estar muy vivo. Sin dar respiro nos llega “Ain't No Justice (But The Death)” y vemos que es que lo de los estribillos pegadizos no es cosa de un solo tema, son temas hechos por y para el directo. “Rolling To The Sin” es un poco más rock and roll, con menos velocidad por parte de la base rítmica de Raül Mesa (bajo y voz) y Marc Tàpies (batería).


Al llegar a la parte central del disco, nos encontramos con un viejo conocido, “The Black Motorcrew”, el tema que abría su primera demo y que suena todavía más potente y donde podemos apreciar la evolución de la banda en los cuatro años que separan ambas grabaciones. Cuando suena “I Was Made For R'n'r” es imposible que tu cabeza, tu pie, o tu cuerpo entero se mueva, rock and roll de manual y un Juan Pedro Quesada cuya guitarra lleva todo el peso del tema. “Ridin' The Iron”, uno de los temas más pesados de todo el plástico nos mete casi de lleno en la segunda mitad de la grabación. Segunda mitad que comienza con “Slaughter Game”, tema muy rápido, que se hace cortísimo. Más calmado comienza “N.S.E.”, hasta que un ramoniano “one, two, three, four” marca el inicio de un tema rapidísmo, a una velocidad endiablada.


Ya en el tramo final del LP nos encontramos otra canción conocida, el himno de la banda “Rock & Roll Wizard”, que ya publicaran en el EP “Loud & Proud”, de 2012. Un tema que suena a AC/DC y que en directo se convierte en una auténtica fiesta. Tras el “She Steals My Thrill”, el tema más corto de todo el álbum (apenas supera los dos minutos y veinte segundos de duración). El penúltimo corte es para mi el tema más rompecuellos de toda la grabación, “Brawler” y que personalmente yo hubiera puesto el último , porque “Jailbait Rock” al ser un rock and roll tradicional, baja un poco el ritmo final y el tema es ideal para cerrar el CD por todo lo alto.


Como decía al principio, la primera vez que los vi en directo me alucinaron y deseé que alguna vez pudiesen recoger toda esa energía que derrochan encima de los escenarios (si no los has visto, no desperdicies la oportunidad de hacerlo), este “Livin' Outlaw” es la prueba de ello. Uno de los discos estatales más interesantes de este año hasta la fecha.



Nota: 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario