martes, 30 de octubre de 2012

Review: Metalhead - Metalhead (2012)

Imaginad por un momento que un grupo suena con la agresividad de Accept, la velocidad y la garra de los primeros Helloween, y una voz que tiene dejes a Rob Halford y a King Diamond por igual... , bien, dejad de imaginar, todo eso y mucho más se une en el álbum debut de los alemanes METALHEAD.

Y es que esta banda afincada en Bramsche, en la Baja Sajonia ha sorprendido a propios y extraños con su primer disco, unas guitarras que nos trasladarán inmediatamente a la mejor época del Heavy Metal teutón, una base rítmica potente y seca y una voz que es capaz de atesorar la técnica del “Metal God” y la teatralidad que el señor Kim Bendix es capaz de imprimir a su voz.


Lo primero que nos encontramos es una portada sobria, con el logo de la banda sobre un fondo gris escamado, como piel de serpiente.

En lo musical, el plástico se abre con “Bringer Of Evil” un tema rápido, donde, sin concesiones de ningún tipo, los alemanes nos muestran sus armas a la primera de cambio. El duo de guitarras que forman Christoph Mielicki y A.M. Draude es sencillamente asesino, eso complementado con la increible voz de Stefan Sadzio, y la potente base rítmica formada por Dirk Schroeder al bajo y Marian Walczyk a la batería. “Mistress Of The Storm” es más “speedica” aún, con todo el peso de la canción a cargo de la base rítmica.

“Surrender To The Dark” levanta un pelín el pie del acelerador y nos muestra un tema más compacto, con un Stefan Sadzio cantando casi todo el tema en un tono medio (excepto cuando usa ese alucinante falsete). En esta onda menos “speed” también encontramos el siguiente tema “Hunter”, donde el regusto a Judas Priest es más que palpable en las guitarras, para mi uno de los mejores cortes de este CD. De igual manera, en “Witch Hunt” los alemanes dan rienda suelta a sus influencias más oscuras y dejando un tema que su atmósfera te atrapa y te puede recordar a los discos de Mercyful Fate y King Diamond en solitario. 



La brevísima “Chains Of Steel” (no llega a los tres minutos) nos devuelve la faceta más rápida de la banda, en un tema con un potente riff y donde (como en casi todo el trabajo) destaca sobre manera la voz de Sadzio.

“Lonesome Warrior” es el sorpresón del disco, aparte de ser el tema más largo del plástico (más de ocho minutos) las melodías de este tema son impresionantes, empiezan como un medio tiempo con la guitarra limpia y poco a poco va ganando intensidad, muy del palo de bandas americanas como Crimson Glory, tanto en atmósfera creada, como en la línea vocal, al llegar al solo nos encontramos con un impresionante trabajo de las guitarras y la segunda parte es un auténtico cañonazo. Cerrando el álbum nos encontramos con “Awakening Of Thunder”, con unas guitarras que parecen sacadas directamente del enorme “Walls Of Jericho” de sus paisanos Helloween, Speed Metal alemán de la mejor calidad con el que dar carpetazo a un trabajo variado, potente y del que auguro será uno de los discos de este 2012 que ya se nos empieza a ir. Atentos a esta banda porque prometen muchísimo.

Nota: 8

Jose Ruiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario