domingo, 2 de noviembre de 2014

Review: Ambush - Firestorm (2014)

Desde Växjö, en Suecia, nos llega a través de High Roller Records, el álbum debut de la formación de Heavy Metal, AMBUSH. La banda, liderada por el exageradísimo vocalista Oskar Jacobsson (atención al rango vocal de este chaval, alucinante, una mezcla entre Rob Halford y Tony Moore). Con producción de Patrick W. Engel (Borrowed Time, Cloven Hoof, Desaster…) y portada de Alexander Von Wieding (Manilla Road, Truffle, Jameson Raid…), el disco nos trae casi cuarenta minutos de puro Heavy Metal cuyas máximas influencias reconocibles son Judas Priest y Accept.

El disco nos pega la primera patada en la cara con ese cañón llamado “Firestorm”, un riff afilado, y un Oskar demostrando que Halford es una influencia bastante grande para el, atención al estribillo, ideal para corear en los conciertos. Es hora de presentar el corte que bautiza a la banda, “Ambush” viene más marcado, y sobre todo destacan las increíbles melodías vocales, donde aparece la influencia de Tony Moore. “Hellbound” comienza con un arpegio limpio que introduce, un tema donde el bajo de Ludwig Sjöholm se echa el peso a cuestas y Oskar vuelve a mostrar ese registro tan Halford. Más velocidad imprime al asunto “Don’t Shoot (Let ‘Em Burn)”, tema del que hicieron videoclip, muy “Thundersteel”, donde la batería de Linus Fritzson se yergue como elemento principal. El contrapunto perfecto se lo da “Close My eyes”, casi un medio tiempo con una base marcadísima, increíbles melodías tanto en las guitarras (lo del solo es para mencionarlo aparte, increíble) como en la voz.


En el segundo tramo del disco, una nueva introducción de bajo nos trae las primeras notas de “Molotov Cocktail”, un estribillo super pegadizo con unos coros muy alemanes. “Heading East” vuelve a subir el tempo de la grabación, con otro increíble estribillo ideal para el directo y esas guitarras dobladas… “Master Of Pain” es posiblemente el tema más oscuro de todo el plástico, desde la melodía vocal, a lo marcado de su base rítmica y a los riffs que escupen las guitarras de Olof Engkvist y Adam Hagelin. En ese contexto podríamos incluir también “Natural Born Killers”, tema que cierra el LP y que es también bastante oscuro, aunque el estribillo tiene algo más de gancho.

Gran álbum debut de los suecos, que se desmarca como posiblemente el disco revelación del 2014.

Nota: 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario