martes, 2 de julio de 2013

Review: Witchburner - Bloodthirsty Eyes (2013)

Los alemanes WITCHBURNER ponían a la venta el pasado 22 de Febrero su séptimo larga duración, “Bloodthirsty Eyes”, distribuido por High Roller Records, el plástico nos ofrece poco más de 35 minutos de puro Thrash Metal alemán.

El disco, es el primero con Pino Hecker a las voces y de Michael “Mächal” Hecker a la guitarra solista, tras su incorporación a la formación en 2011 y ha sido masterizado por el alemán Patrick W. Engel, multiinstrumentista y que ha trabajado anteriormente masterizando trabajos para Desaster, Hellish Crossfire o Procession por mencionar algunos de los más conocidos, así como remasterizar discos de Manilla Road o Jag Panzer. La portada ha sido obra de la artista polaca Jowita Kamińska, portadista de los últimos trabajos de la banda y que también ha trabajado en los últimos trabajos de los estadounidenses Attacker o los madrileños Silver Fist.

Centrándonos en lo meramente musical el disco nos ofrece poco más de treinta y cinco minutos de pura cera teutona, aunque curiosamente, lo primero que escuchamos es la limpia intro de “Sermon Of Profanity”, pero esta tranquilidad nos dura un minuto, tras la cual entran las guitarras distorsionadas y una batería muy marcada que dan paso a un frenético riff, acompañado de una batería que suena demoledora, mientras Pino Hecker nos demuestra las dotes de su cavernosa voz. De los casi seis minutos que dura el tema, lo que le convierte en el más largo de la duración, pasamos a “Possession”, el más breve, que no llega ni a los tres minutos de duración, y donde la banda se deja de adornos, un tema absolutamente partecuellos donde la base rítmica no da ni un solo segundo de tregua.



Con “Master And Slave”, la banda nos muestra un tema de puro Heavy Metal alemán, base rítmica sobra y muy marcada, riff seco, un estribillo ideal para los conciertos y un solo que podría haber salido perfectamente de cualquier disco de bandas como Accept o Grave Digger, para mi, la curiosidad del álbum. Tras este momento, “Path Of The Sinner” vuelve a poner las cosas en su sitio, nuevamente, tanto velocidad como esa atmósfera tan cargada vuelve a ser el sello de la banda germana. La base rítmica formada por el bajista Andy Süss y el batería Felix Darnieder (abrumador el trabajo de este hombre a lo largo de toda la grabación) forma un muro en el que no encuentras ninguna fisura, siendo absolutamente aplastante. La cera continúa con “Absolute Collapse”, tema que da paso a “Bloodthirsty Eyes”, tema que bautiza el disco, que comienza con una base más marcada, pero pronto pasa a ser una de las salvajadas más grandes de toda la grabación, acojonante una vez más el trabajo en las guitarras de Michael “Mächal” Hecker, que como ya dijimos es su primer trabajo con la banda y el eterno Simon Seegel, miembro más veterano de la banda.

En la recta final del LP nos encontramos “Never Surrender”, otro de los temas más salvajes que han grabado para la ocasión, “Spirits Of The Dead” donde vuelve a destacar sobre todo el trabajo de Darnieder y cerrando “The Bringer Of Disease”, tema con el ponen colofón a esta gran obra.

Un trabajo de una de las bandas más míticas del Thrash alemán, que a punto de cumplir los veinte años de su primer lanzamiento (se fundó en 1992 aunque no editaron nada hasta dos años más tarde) siguen en plena forma, dando buena cuenta de ese sonido crudo, áspero y maléfico del que bandas como Sodom, Kreator o más tarde Desaster o ellos mismos abanderaron. Uno de los discos de Thrash Metal del año.


Nota: 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario